Estimado Vicente:

Hace ya mas de seis años que tuve la oportunidad de conocerte en tu natal estado de Guanajuato. Siento que nuestro encuentro fue único y especial puesto que en el mismo instante en que nos dimos la mano, nos identificamos plenamente. Además de nuestras ideas, nuestros perfiles y antecedentes eran muy similares; rancheros, egresados de Universidades privadas en las cuales habíamos estudiado casi lo mismo, estudios de post grado y complementarios en los EU, nuestra especial relación con la familia Clouhtier de Sinaloa, pero sobre todo, nuestro deseo compulsivo de expulsar el priísmo de los corredores del poder que habían ejercido durante casi un siglo.

Unos días después de nuestro encuentro recibí una carta tuya en la que me dices: “Toda la filosofía que manejas es la que manejamos en la oposición y particularmente en el PAN. Yo he decidido entregar mi vida y mi tiempo para buscar un cambio en nuestro país, porque al igual que tu, vemos como desaprovechamos las oportunidades y cómo seguimos cayendo en un precipicio sin fin a través de no remediar lo más elemental, que sería una estructura política que genere buenos gobernantes y que asegure administraciones honestas y transparentes y de un compromiso total de impulsar a nuestro país hacia la grandeza que se merece, y merecemos todos los mexicanos.”

El resto de la misiva me pareció una clara invitación a participar en ese cambio a través de ejercer la política. Mi respuesta fue muy clara cuando te expresé en otro comunicado mi compromiso de participar pero en el mundo de las ideas, en el campo de batalla de los ideales, de los sueños para hacerlos realidades. Uno de los motivos que te di para no involucrarme en la política, fue mi poca tolerancia para la confrontación aun siendo positiva, y también mi carácter explosivo ingredientes letales en ese campo minado en especial de la política mexicana.

Tu mensaje permitió darme cuenta de la magnitud de tu propósito y habías hecho de él, tu deber supremo. Aun ante fracasos anteriores al tratar de lograrlo, los considerabas como parte del camino hacia tus logros, habían fortalecido tu carácter y tu determinación y esa era la verdadera medida de tu éxito. Pude también entender que en tu equipaje no cargabas dudas ni temores; y aquellos que conquistan las dudas y los temores, conquistan el fracaso, hacen que las condiciones les sirvan, piensan con valor, atentan sin temor y logran con maestría. En esos momentos supe que lograrías ese gran sueño. Tu visión era la profecía de lo que estaba por revelársete.

Pues bien; has llegado a donde pretendías para provocar ese cambio. Sin embargo, en días pasados el mundo entero de la comunicación se ha volcado en tu contra precisamente por eso; la falta de tolerancia.

El líder debe ser siempre sujeto a la eterna vigilancia de sus gobernados. Recuerda el juramento Yaqui: “Un gobierno es como el frió o el calor, todos lo sienten; La vara de mando que te damos es una antorcha, si te quedas mucho tiempo con ella, te quemarás las manos. Tú eres hombre que estará sobre los hombres. Tu casa no tendrá puerta y la vereda a tu enramada se hará más ancha. Tendrás paciencia porque todos tomarán agua de tu aguaje. Cuando tienes la vara de mando, sólo a ti te pega el sol. Recuerda que es más fácil hablar que cumplir lo que se debe dar. Sabrás que no todos los que gritan a tu choza saben respetar a L’itol. No olvides que en al monte hay muchas aves canoras, pero también hay víboras y coyotes.”

Me voy a permitir el dar un consejo al Presidente de la Republica, algo que en el pasado se tomaría como un sacrilegio, pero esto es parte de ése cambio que estamos viviendo y muchas gentes no lo ven. Vicente; si algo necesita un buen gobernante es “serenidad.” Serenidad es una de las joyas más hermosas de la sabiduría. Es el resultado de un largo y paciente esfuerzo de auto control. Su presencia es una indicación de experiencia madura y del más extraordinario conocimiento de las leyes de operación del pensamiento.

El hombre sereno habiendo aprendido a gobernarse a sí mismo, sabe como adaptarse a otros, ellos admiran su fortaleza espiritual y sienten que pueden depender de él y sobre todo, aprender de él. A medida que el hombre acrecenta ese control, más grandes serán sus triunfos, su influencia y su poder para hacer el bien. El hombre fuerte y sereno es siempre amado y venerado. Es un árbol que da sombra en la desolación de un desierto, un refugio en medio de una tempestad. Un corazón tranquilo lo será siempre no importa llueva, el sol esté radiante o las agresiones que les lleguen a los que poseen esa bendición; porque ellos siempre permanecen serenos. Serenidad es la última lección de la cultura; es el florecimiento de la vida, es el alma reflejada en el océano de la verdad, por debajo de las olas, lejos del alcance de la tempestad, es la calma eterna.

La humanidad explota con incontrolable pasión, se estremece y llora de dolor ingobernable, grita y sufre hundida en las dudas y la ansiedad. Solamente los hombres sabios, los que controlan y purifican sus pensamientos hacen que los vientos y las tempestades del alma les obedezcan. En el océano de la vida las islas de bendición te sonríen, las soleadas playas de tu ideal esperan tu arribo. Mantén la mano firme en el timón de tus pensamientos. En el buque de tu alma descansa el comandante maestro; está dormido; despiértalo. Autocontrol es fortaleza; paciencia es maestría; calma es poder. Di a tu corazón; la paz sea contigo.

FORO SONORA SIGLO XXI

Los días 1 y 2 de Noviembre han sido fechas de gran significado para el Estado de Sonora y me atrevería a decir que para México en general. La prestigiada Cadena de Periódicos Healy organizó en la ciudad de Hermosillo el evento llamado Foro Sonora XXI, en el que se llevaron a cabo una serie de análisis profundos, responsables y profesionales de los complicados tiempos que vivimos. Fueron dos días de extraordinaria actividad que me han dado la oportunidad de palpar muy de cerca y sobre todo, medir la magnitud de los “cambios” en nuestro país, y particularmente en mi tierra Sonora.

Este evento convocó la presencia de algunos de los sonorenses más distinguidos, mismos que fueron complementados por mentes del calibre del Secretario de Economía Luis Ernesto Derbéz, el nuevo Zar de la Frontera Norte Ernesto Rufo, para finalmente cerrar el evento con la presencia del Obispo de Hermosillo Ulises Macias Salcedo.

Es interesante señalar el que la totalidad de los sonorenses participantes, todos ellos residen fuera del Estado. Desde Mario Laborín y Alfonso Durazo quienes forman parte de la nueva administración del Presidente Fox; pasando por Ana Gabriela Guevara quien trota el mundo entero cosechando triunfos en las pistas de atletismo, siguiendo con Lilly Téllez exitosa reportera de TV Azteca, Ana Maria Salazar la nueva estrella en el firmamento sonorense y miembro del cuerpo facultativo del ITAM; Jorge Luis Ybarra Presidente de Anuies quien también radica en el DF, y finalmente Guatimoc Yberri el único del grupo obligado a residir en el extranjero producto de las viejas políticas priistas que lo mantienen en el exilio.

El evento coincidió con una serie de acontecimientos que me prepararon para entenderlo mejor, y sobre todo insisto, poder palpar los vientos del “cambio” en Sonora y México en general. El día de su inicio el Estado recibía también la visita del Secretario de Agricultura Javier Usabiaga, por lo que Sonora se daba el lujo de disponer de dos de los miembros del nuevo Gabinete Económico. Es aquí cuando se agudiza mi verdadera percepción de los “cambios”. El jueves 1 el diario patrocinador del evento; El Imparcial, publica las declaraciones de varios “líderes” empresariales, pero hubo dos que llamaron mi atención:

A) “Es urgente reactivar el financiamiento y ayudar a que el dólar recupere su nivel real.

B) “Es necesario crear un plan emergente de inversión en infraestructura que ayude a activar la construcción y la economía.”

Ese mismo día un analista económico dedica un escrito al Secretario Usabiaga en el que afirma: “El problema del campo requiere la máxima asignación de recursos de toda índole, y la mejor solución radica en la planeación de una estrategia integral de política agrícola.” Continúa: “Una adecuada política es la que siguen los EEUU, los países europeos y asiáticos consistente en el otorgamiento de la máxima importancia y múltiples apoyos al campo (léase subsidios), el sector primario de la economía.” También aparece una carta del Presidente Municipal de Caborca dirigida al Secretario en la cual casi vertiendo lagrimas le grita: “Cierto es, “con el apoyo del gobierno,” por medio de una política económica congruente para que los productores obtengan financiamiento, mejores precios y mejor mercado, se logrará se satisfagan “las necesidades de los productores.” żY los consumidores.?

Al día siguiente en el mismo diario El Imparcial se publican las declaraciones de un líder estatal de la CTM quien ante la emergencia trágica que él identifica, propone simplemente “cerrar el Estado.” Afirma: “La verdura se compra en Sinaloa, situación que se está analizando. Hay otra serie de situaciones que estamos revisando para definitivamente “cerrar el Estado,” y de esa forma solucionar nuestros propios problemas.” El Señor simplemente convoca a crear “Fortess Sonora” y tal vez exigir pasaporte al resto de los mexicanos.

Finalmente el último día de mi estancia, otro analista critica agresivamente el optimismo expresado por el Secretario de Economía ante lo que él describe una verdadera crisis. En respuesta a la afirmación de Don Luis Ernesto en el sentido de la inversión internacional en nuestro país este año llegará a niveles record; el analista contraataca afirmando que la mayor parte de esa inversión ha sido para la adquisición de empresas ya existentes, por lo que no es productiva y definitivamente no está creando empleos. Al destacar el Secretario la salud sin precedente de la macroeconomía nacional, le responde que eso no ayuda a llevar pan a la mesa de las familias pobres.

Aun ante este entorno de “cambio,” el evento me ha parecido sumamente interesante. Particularmente llamaron mi atención dos de los participantes: Alfonso Durazo y Guatimoc Yberri. Durazo a quien yo no conocía, en su exposición me pareció un tipo brillante, claro, profundo y con gran conocimiento de los problemas políticos del país. El Guaty me pareció haber iniciado su participación con un mensaje light y muy general, pero conceptualmente interesante. Sin embargo, al llegar la hora de preguntas y respuestas, emergió el Guaty esperado y que todos conocemos. Poco a poco fue subiendo el tono de su mensaje, hasta llegar al tuétano de los problemas del Estado y del país, y más importante, las dramáticas soluciones requeridas para ellos.

La participación de Mario Laborín— me pareció demasiado técnica y en algunos momentos inclusive paternalista: “Aquí está este nuevo gobierno para solucionar todos sus problemas financieros.” Sin embargo, hizo un comentario sumamente trascendente. Al narrar su entrevista con la Primera Ministra de Hong Kong y preguntarle el secreto del éxito de ese país; la respuesta que recibió fue: “Mantener un gobierno pequeño que se dedique al apoyo de la sociedad civil para que ésta florezca.” Recordé con nostalgia la carta que me dirigió Milton Friedman hace años en la que me recomienda Hong Kong como modelo a seguir para México.

REFLEXIONES LIBERTARIAS

Este evento además de provocar esta interesante tormenta de ideas, provocó también gran tormenta política ante lo que ya se considera el inicio del proceso que alguien por ahí describió; como el rescate del Estado en las elecciones del ya cercano año 2003. Alrededor del evento y como en orbita satelital, se organizaron una serie de reuniones que nos van dibujando el panorama que se vive en el Estado y sobre todo, los posibles desenlaces. Todo esto sazonado con el tajante comentario del Secretario de la Presidencia Alfonso Durazo, en el sentido de que la alternancia en Sonora no – solo era posible, es necesaria, lo cual provocó reacciones neuróticas del priísmo jurásico del Estado.

Pero antes de seguir adelante con mis apreciaciones de la cola del huracán provocada por estas reuniones, quiero comentar mi sorpresa y decepción ante los mensajes plasmados en los diarios de parte de los diferentes segmentos de la sociedad, mismos que me indican que el cambio en Sonora hasta estos momentos se traduce tal vez en cambio de ropa interior. En primer lugar las declaraciones de nuestros líderes empresariales me indican su extravío ante el nuevo juego de la economía libre y digital. El solicitar del gobierno la reactivación de la economía a base de inversión en infraestructura, nivelar el “verdadero” valor del dólar y reactivar el financiamiento, son ya jeroglíficos escritos en las piedras de la prehistoria estatista y revolucionaria que ya hemos dejado en el pasado.

Luego, el esperar el arribo del Secretario Usabiaga como alguien que bajaría radiante del monte con las tablas de salvación para los sufridos agricultores, no sólo me parece fuera de época, me parece infantil. El analista que propone al gobierno mexicano apoyar a la agricultura de la misma forma que lo hace los EEUU; Pues simplemente es imaginar que un hijo nuestro conviviera con los hijos de Carlos Slim o de Bill Gates, y cuando sus billonarios padres les obsequien un Ferrari de $500,000 dólares, les den una American Express sin limite, pretendamos hacer lo mismo con el nuestro para que pueda seguir su convivencia. Los EEUU tienen una economía de 10 Trillones de dólares, superávit del presupuesto, y su deuda representa menos del 40% de su PIB.

Ahora, el líder sindical que propone “Fortess Sonora,” sólo hay que enviarlo al manicomio. Cómo es posible que alguien sea tan irresponsable y sobre todo tan ignorante para expresar una barrabasada de esa naturaleza. Luego Sinaloa prohíbe la entrada de la carne de Sonora, el Estado de México de nuestro trigo. Tal vez así pudiéramos regresar a la economía de la autosuficiencia en la cual la familia producía todo lo que necesitaban: maíz, arroz, fríjol, su ropa, sus zapatos etc. El jefe de la familia saldría a cazar y recoger los productos silvestres, la mujer a manufacturar las materias primas — y quien lo sabe, tal vez en unos años iniciar de nuevo el trueque con otras familias “autosuficientes.” No lo puedo creer.

Finalmente cierro mis comentarios de las noticias publicadas durante esos días con los de nuestro analista que critica al Secretario Derbéz de optimista y casi, casi de mentiroso. En primer lugar me sumo a la presumida de Derbéz en cuanto a la salud indiscutible de las principales variables de la macroeconomía; la inflación totalmente controlada; reservas internacionales record; el peso mas firme que nunca; gran confianza de la comunidad internacional; inversión extranjera también a niveles record. Ahora, si alguien tiene que ser optimista es él, no queremos provocar mas expectativas racionales de tragedias económicas que al clavarlas en la mente de la gente; suceden.

El que gran parte de la inversión extranjera se esté orientando a la compra de empresas existentes, es algo de lo mas positivo que pueda suceder. Estamos ante la misma crítica que se le hacía a Mike Milken en los 80s cuando se dedicó a financiar las famosas tomas por asalto de empresas ya existentes en los EEUU. Sin embargo, fue ésa práctica lo que obligó al mundo empresarial americano a realmente hacerse eficiente y competitivo, precisamente para no ser presa de los famosos “raiders” quienes se dedicaban a identificar empresas mal manejadas pero con gran potencial, para adquirirlas. Fue esa estrategia de Milken la que provocó dos cosas; el incremento en la productividad nacional a través de manejos profesionales, y la democratización del capital al hacerlo llegar a esas empresas que no tenían acceso al elitista mercado de capitales.

La tarde del último día del evento y el sábado 3, tuve la oportunidad de convivir con Alfonso Durazo y platicar ampliamente con él. Sigo pensando lo mismo; un tipo brillante, preparado, conocedor de los problemas nacionales. Sin embargo, me parece que sus mas de 20 años en el DF le han hecho perder ese toque sonorense que definitivamente necesita para llegarle a la gente en su ya clara pretensión de alcanzar la gubernatura. Creo que le hace falta un curso de actualización de cherología sonorense para que pierda las mañas que lo delatan, pues si llegara a caer en una de las trampas de Terán; “El Cazador de Guachos,” no pienso saliera bien librado. Yo se lo ofrezco en Sahuaripa e intensivo.

Conclusión: Interesante evento. No tuve oportunidad de escuchar a Ana Maria Salazar, pero como dijo Fox de Cecilia Soto: “Está guapa, está muy guapa.” Durazo urgido de un enjuague de Sonora. Los partidos políticos no funcionan. El cambio no llega a Sonora. Urgente necesidad de un líder que estremezca al Estado con nuevas ideas y estrategias, para realmente provocar ese cambio. Los sonorenses lo gritan e inclusive se lo piden a su paso por el Estado a uno de los participantes con quien me tocó hacer el viaje de regreso.

Imprimir la página