Los días 1 y 2 de Noviembre han sido fechas de gran significado para el Estado de Sonora y me atrevería a decir que para México en general. La prestigiada Cadena de Periódicos Healy organizó en la ciudad de Hermosillo el evento llamado Foro Sonora XXI, en el que se llevaron a cabo una serie de análisis profundos, responsables y profesionales de los complicados tiempos que vivimos. Fueron dos días de extraordinaria actividad que me han dado la oportunidad de palpar muy de cerca y sobre todo, medir la magnitud de los “cambios” en nuestro país, y particularmente en mi tierra Sonora.

Este evento convocó la presencia de algunos de los sonorenses más distinguidos, mismos que fueron complementados por mentes del calibre del Secretario de Economía Luis Ernesto Derbéz, el nuevo Zar de la Frontera Norte Ernesto Rufo, para finalmente cerrar el evento con la presencia del Obispo de Hermosillo Ulises Macias Salcedo.

Es interesante señalar el que la totalidad de los sonorenses participantes, todos ellos residen fuera del Estado. Desde Mario Laborín y Alfonso Durazo quienes forman parte de la nueva administración del Presidente Fox; pasando por Ana Gabriela Guevara quien trota el mundo entero cosechando triunfos en las pistas de atletismo, siguiendo con Lilly Téllez exitosa reportera de TV Azteca, Ana Maria Salazar la nueva estrella en el firmamento sonorense y miembro del cuerpo facultativo del ITAM; Jorge Luis Ybarra Presidente de Anuies quien también radica en el DF, y finalmente Guatimoc Yberri el único del grupo obligado a residir en el extranjero producto de las viejas políticas priistas que lo mantienen en el exilio.

El evento coincidió con una serie de acontecimientos que me prepararon para entenderlo mejor, y sobre todo insisto, poder palpar los vientos del “cambio” en Sonora y México en general. El día de su inicio el Estado recibía también la visita del Secretario de Agricultura Javier Usabiaga, por lo que Sonora se daba el lujo de disponer de dos de los miembros del nuevo Gabinete Económico. Es aquí cuando se agudiza mi verdadera percepción de los “cambios”. El jueves 1 el diario patrocinador del evento; El Imparcial, publica las declaraciones de varios “líderes” empresariales, pero hubo dos que llamaron mi atención:

A) “Es urgente reactivar el financiamiento y ayudar a que el dólar recupere su nivel real.

B) “Es necesario crear un plan emergente de inversión en infraestructura que ayude a activar la construcción y la economía.”

Ese mismo día un analista económico dedica un escrito al Secretario Usabiaga en el que afirma: “El problema del campo requiere la máxima asignación de recursos de toda índole, y la mejor solución radica en la planeación de una estrategia integral de política agrícola.” Continúa: “Una adecuada política es la que siguen los EEUU, los países europeos y asiáticos consistente en el otorgamiento de la máxima importancia y múltiples apoyos al campo (léase subsidios), el sector primario de la economía.” También aparece una carta del Presidente Municipal de Caborca dirigida al Secretario en la cual casi vertiendo lagrimas le grita: “Cierto es, “con el apoyo del gobierno,” por medio de una política económica congruente para que los productores obtengan financiamiento, mejores precios y mejor mercado, se logrará se satisfagan “las necesidades de los productores.” żY los consumidores.?

Al día siguiente en el mismo diario El Imparcial se publican las declaraciones de un líder estatal de la CTM quien ante la emergencia trágica que él identifica, propone simplemente “cerrar el Estado.” Afirma: “La verdura se compra en Sinaloa, situación que se está analizando. Hay otra serie de situaciones que estamos revisando para definitivamente “cerrar el Estado,” y de esa forma solucionar nuestros propios problemas.” El Señor simplemente convoca a crear “Fortess Sonora” y tal vez exigir pasaporte al resto de los mexicanos.

Finalmente el último día de mi estancia, otro analista critica agresivamente el optimismo expresado por el Secretario de Economía ante lo que él describe una verdadera crisis. En respuesta a la afirmación de Don Luis Ernesto en el sentido de la inversión internacional en nuestro país este año llegará a niveles record; el analista contraataca afirmando que la mayor parte de esa inversión ha sido para la adquisición de empresas ya existentes, por lo que no es productiva y definitivamente no está creando empleos. Al destacar el Secretario la salud sin precedente de la macroeconomía nacional, le responde que eso no ayuda a llevar pan a la mesa de las familias pobres.

Aun ante este entorno de “cambio,” el evento me ha parecido sumamente interesante. Particularmente llamaron mi atención dos de los participantes: Alfonso Durazo y Guatimoc Yberri. Durazo a quien yo no conocía, en su exposición me pareció un tipo brillante, claro, profundo y con gran conocimiento de los problemas políticos del país. El Guaty me pareció haber iniciado su participación con un mensaje light y muy general, pero conceptualmente interesante. Sin embargo, al llegar la hora de preguntas y respuestas, emergió el Guaty esperado y que todos conocemos. Poco a poco fue subiendo el tono de su mensaje, hasta llegar al tuétano de los problemas del Estado y del país, y más importante, las dramáticas soluciones requeridas para ellos.

La participación de Mario Laborín— me pareció demasiado técnica y en algunos momentos inclusive paternalista: “Aquí está este nuevo gobierno para solucionar todos sus problemas financieros.” Sin embargo, hizo un comentario sumamente trascendente. Al narrar su entrevista con la Primera Ministra de Hong Kong y preguntarle el secreto del éxito de ese país; la respuesta que recibió fue: “Mantener un gobierno pequeño que se dedique al apoyo de la sociedad civil para que ésta florezca.” Recordé con nostalgia la carta que me dirigió Milton Friedman hace años en la que me recomienda Hong Kong como modelo a seguir para México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *